Si está buscando alternativas al sol y a la playa, haga un “Break” enológico.

Combine una lujosa estancia en un hotel mallorquín con la visita a una de las bodegas más modernas de la isla y una cena gastronómica regada con vinos que tienen “Ángel”

No hay nada mejor para acabar con la rutina que reinventarse cada día y buscar nuevas ilusiones. ¿Cómo? Por ejemplo haciendo la maleta y escapándose a algún lugar que nos permita olvidarnos del estrés y cargar pilas con nuevas experiencias. Si Mallorca le tienta, y ya se ha cansado de las típicas propuestas de sol y playa, descubra su otra cara disfrutando de un interesante “break” enológico.

Sí, Mallorca fue ya en tiempos de los romanos una importantísima colonia que surtía de excelentes vinos a todo el Mediterráneo. Durante siglos las tierras de la isla estuvieron pobladas de viñedos que adornaban de sarmientos gran parte del territorio mallorquín, y que pasaban de una generación a otra como la más valiosa herencia. Y es que en aquella época la riqueza estaba en la tierra del interior, no en las costas, que tuvieron que esperar hasta los años 60’s del siglo pasado a que les llegase su momento.

Las sucesivas plagas de filoxera que afectaron a Mallorca en los siglos XIX y XX, y el paulatino abandono que se hizo del campo debido al auge de la industria turística balear, acabó con gran parte de esa tradición enológica. Pero, por suerte, dónde hubo fuego quedan rescoldos, y en los últimos años se han creado muchas bodegas familiares que tienen como objetivo volver a poner a la isla en el mapa vitivinícola de nuestro país.

Si desea ser testigo de ese renacer aprovéchese del paquete enológico que han diseñado conjuntamente el Gran Hotel Sóller (http://www.granhotelsoller.com) y las Bodegas Ángel (http://www.bodegasangel.com) y que le permitirá disfrutar de una lujosa estancia en un maravilloso hotel de 5 estrellas, construido sobre un antiguo palacio del Siglo XIX, visitar una de las bodegas más avanzadas tecnológicamente de Mallorca, y de las pocas que están situadas en pleno campo, junto a los viñedos, y que ocupan una superficie de 17 hectáreas, y, para culminar tan interesante escapada, degustar una exquisita cena en el restaurante Can Blau con menú gastronómico elaborado por el chef del Gran Hotel Sóller, Javier Weil, y vinos de la bodega “Ángel”, incluidos en la categoría Vinos de la Tierra Mallorca: el tinto Ángel Negre 2008, el blanco Blanc de Blanca 2009 y el rosado Laurosa 2009.

PAQUETE ENOLÓGICO GRAN HOTEL SÓLLER Y BODEGAS ÁNGEL
350 euros
Incluye:
Alojamiento en habitación doble
Dulces de bienvenida de la boutique gastronómica Ángel
Desayuno servido en el ático del hotel con maravillosas vistas a la Serra de Tramuntana
Traslados de ida y vuelta a las Bodegas Ángel
Visita guiada a las Bodegas Ángel con degustación de vinos incluida
Cena en el restaurante gastronómico Can Blau con maridaje de vino “Ángel”
Acceso gratuito al spa
Salida hasta las 18:00 horas (sujeto a disponibilidad)
Para más información y reservas: www.granhotelsoller.com y 971.63.86.86
Nota: oferta sujeta a disponibilidad. Horario de visita de las bodegas: de lunes a viernes de
9:00 a 17:00 horas y sábados de 9:00 a 13:30 horas

Acerca del Gran Hotel Sóller
El Gran Hotel Sóller es un establecimiento de 5 estrellas y 38 habitaciones, que se encuentra ubicado en Sóller, un hermoso enclave del norte de la isla de Mallorca. El edificio que lo alberga, que data del Siglo XIX, fue construido en 1880 por Joaquín Pavía Birmingham. El Gran Hotel Sóller fue inaugurado en 2004 tras ser completamente renovado.

Acerca de Bodegas Ángel
La Bodega Ángel (http://www.bodegasangel.com) está ubicada en el centro vitivinícola por excelencia de la isla de Mallorca, y más concretamente en la localidad de Santa María del Camí. Fue fundada por Andrés Gelabert en 2008 y ocupa una superficie de 17 hectáreas de viñedo. Diseñada por el arquitecto Onofre Servera disfruta de una magnífica ubicación en
plena naturaleza, y de un estilo acorde con la arquitectura local mallorquina, con paredes forradas de piedra y grandes ventanales. Bodegas Ángel, que en la actualidad elabora 3 variedades de vino (tinto, blanco y rosado), pertenece a la categoría de Vino de la Tierra Mallorca. Su singularidad respecto a otras bodegas estriba, principalmente, en la original combinación que hace de uvas foráneas como el Chardonnay, el Cabernet Sauvignon, el Merlot y, próximamente, el Viognier, con otras autóctonas de la isla de gran calidad como el Prensal Blanc y el Manto Negro. Los avanzados sistemas tecnológicos con los que ha sido equipada permiten a esta moderna bodega disponer de una capacidad máxima para producir hasta 350.000 litros.

VER PDF

Comments are closed.